LA CARONA

La carona es una pieza imprescindible que cubre las jergas, compuesta por dos piezas cosidas formando un rectángulo de setenta centímetros por un metro. Se coloca debajo del lomillo para proteger el lomo del animal y las piernas del jinete con el sudor del caballo. Hay quienes usan dos, una lisa y otra labrada, más lujosa.
Primitivamente ésta prenda era de tela de seda o terciopelo, acolchada, con bordados en hilos de oro o plata y aplicaciones con borlas o galones en las puntas. Más tarde, por comodidad comenzaron a usarse de cuero, y por lujo se dejaba el pelo del animal.
La carona de suela era labrada con preciosos dibujos que muchas veces hacían juego con el lomillo o la encimera.
Para simplificar las prendas del apero, se dejó de usar la carona de abajo o de vaca, sobreviviendo la carona de suela, que como en su principio volvió a hacerse de tela. Sobre ésta se coloca el lomillo, recado o basto.