LA BATICOLA

La baticola se usaba para impedir que la silla se corriera hacia adelante del lomo del caballo. Estaba compuesta por una lonja de cuero crudo o de suela, que abrazando la raíz de la cola del caballo se ataba bajo la cabezada posterior del recado mediante una hebilla.