LOS HUMEDALES O AMBIENTES ACUÁTICOS

Son sitios muy ricos en flora y fauna.
Son llamados humedales los espejos de agua dulce, los bajos o cañadones, los pantanos, las lagunas vegetales o espadañales.
También incluyen las lagunas de agua salobre o saladas y las extensiones de agua marina cuya profundidad (en marea baja) no exceda los seis metros.

Por qué conservar los humedales

Están entre los ecosistemas mas productivos del planeta.
Son el hábitat de numerosas especies de animales y plantas.

Resultan útiles porque…

Amortiguan las inundaciones y sequías.
Son purificadores, captando sedimentos tóxicos.
Brindan agua potable.
Albergan a los 2/3 de la producción ictícola comercial.
Son utilizados como sitios de recreación y turismo.
Los humedales están amenazados de extinción. Se los drena para «mejorar las tierras» y obtener un nuevo espacio para agricultura o el asentamiento humano.

Se los usa para arrojar todo tipo de residuos, incluso sustancias tóxicas.
Muchas especies están al borde de extinción debido al uso irracional o a la destrucción de sus hábitats.

Un hogar para muchas aves

Muchas aves acuáticas o marinas establecen sus hogares en los humedales.
Todas dependen de estos pequeños oasis durante sus migraciones primaverales.
Las zonas húmedas sirven de criaderos para una inmensa población de gansos y patos, y todo tipo de pájaros.
Allí muchas aves encuentran alimento. Los humedales son viveros excepcionales para la flora y la fauna.

Los humedales son tesoros ecológicos, ayúdanos a protegerlos.