GRAMÍNEAS

En la pampa deprimida bonaerense las características edáficas y las deficiencias en el sistema natural de drenaje explican que el principal movimiento del agua de lluvia sea vertical (Lavado y Tavoada, 1986).
Por otro lado, en el área de ingresión marina, la falta de escurrimiento ha impedido la evacuación de sales hacia el océano generando la formación de suelos salino-alcalinos donde domina vegetación de tipo halomórfica (León, 1975).
Las condiciones señaladas en los párrafos anteriores, sumadas a las variaciones topográficas permiten afirmar que una particularidad que define la vegetación de la pampa deprimida bonaerense es la falta de homogeneidad en sus características estructurales y funcionales (Rimoldi y otros, 1989).
La vegetación de la pampa deprimida bonaerense ha sido estudiada por varios autores, siendo Parodi (1947) y Cabrera (1949) quienes por primera vez la definen como distrito fitogeográfico.
Vervoost (1967) clasifica la vegetación de la pampa deprimida bonaerense en comunidades vegetales y realiza el primer mapa de vegetación a escala 1:1.000.000. Estas comunidades vegetales no abarcan un área bien delimitada, sino que alternan y superponen unas con otras formando un verdadero mosaico de vegetación.
León (1975) y León y col. (1985) mediante estudios a mayor nivel de detalle, utilizando el método fitosociológico definen 12 unidades de vegetación agrupadas en cuatro comunidades vegetales que las denomina A, B, C y D.
Estas comunidades de acuerdo con valores de abundancia-cobertura de los diferentes grupos florísticos son posibles de reconocer y delimitar escala de potrero, caracterizando a su vez distintos tipos de suelos y posiciones topográficas.

Comunidades vegetales y principales especies que las componen:

– Comunidad A (de loma):
Esta comunidad es típica de campos altos, asociada a suelos bien drenados y no inundables, lo que les permite ser reemplazadas por pasturas cultivadas o por agricultura. Se caracteriza por la presencia de especies que forman matas fuertes y la abundancia de cardos. Desde el punto de vista de la composición botánica es posible diferenciarla por la presencia de dicotiledóneas exclusivas, es decir que sólo se encuentran en esta comunidad, y por dominancia de algunas gramíneas.
Es posible reconocer en esta comunidad la variante A1 (seca) y la variante A2 (húmeda), las cuales se diferencian entre sí por la presencia de especies hidromórficas (adaptadas a ambientes húmedos) como Mentha pulegium y Trifolium repens en la variante húmeda.

Entre las especies más comunes de la comunidad se mencionan:
Melica brasiliana
Briza subaristata
Paspalum dilatatum
Stipa neesiana
Bothriochloa laguroides

– Comunidad B (de media loma):
Topográficamente es la comunidad más próxima a la anterior. Presenta suelos menos profundos, con la presencia de sales y con algunas limitantes de drenaje, situación que la hace muy poco apta para ser cultivada. No presenta especies exclusivas, y se la reconoce por la dominancia de algunas gramíneas y dicotiledóneas.
Se han descripto en esta comunidad cuatro variantes: B1, B2, B3 y B4, de las cuales es posible reconocer a campo las dos últimas. Las variantes B3 y B4 son posibles de diferenciar por la abundancia de las especies Distichlis scoparia y Stipa papposa y la baja cobertura del suelo en esta última.
Se presenta una lista de las especies más comunes de encontrar en la comunidad:
Piptochaetium montevidensis
Piptochaetium bicolor
Sporobolus indicus
Danthonia montevidencis
Stenotaphrum secundatum
Stipa papposa

– Comunidad C (bajos dulces):
Desde el punto de vista topográfico ocupa la posición cóncava del relieve, estando asociada a napas freáticas muy pocos profundas o superficiales. Esta situación le permite permanecer húmeda durante un tiempo más prolongado con las sequías estivales. Por lo tanto la vegetación que allí desarrolla permanece verde cuando el resto de las comunidades se encuentran secas. Se han identificado 3 variantes: C1, C2 y C3, las cuales desde el punto de vista de la vegetación se reconocen por la dominancia de Mentha pulegium y Leontodon saxatilis la variante C1, mientras que las variantes C2 y C3 se reconocen por la presencia de las especies exclusivas como por ejemplo, Alternantera philoxeroides y Ludwigia peploides respectivamente.
Las especies más frecuentes de encontrar en la comunidad son:
Paspalum vaginatum
Chaetotropis elongata
Amphibromus scabrivalvis
Piptochaetium montevidencis
Agrostis avenacea
Stipa formicarum
Leersia hexandra
Panicum gouinnii
Glyceria multiflora

– Comunidad D (bajo alcalino):
Presenta esta comunidad severas condiciones de alcalinidad y serias limitantes de drenaje. Se han identificado las variantes D1, D2 y D3, caracterizadas por un baja riqueza florística y una escasa cobertura del suelo.
Para la comunidad, la máxima dominancia específica está distribuida entre las siguientes plantas:
Distichlis spicata
Distichlis scoparia
Paspalum vaginatum
Stipa papposa
Puccinelia glausescens

Cola de Zorro (Bothriochloa laguroides).

Lágrimas (Briza subaristata).


Cebadilla criolla (Bromus catharticus).


Gramón (Cynodon dactylon).


Pelo de chancho (Distichlis spicata).


Cebadilla de agua (Glyceria multifora).


Arrocillo (Leersia hexandra).


Raigrás anual (Lolium multiflorum).


Pasto miel (Paspalum dilatatum).


Espartillo (Sporobolus indicus).


Pasto colchón (Stenotaphrum secundatum).

Flechilla brava (Stipa neesiana).