ENTRETENIMIENTOS

El gaucho alternaba sus quehaceres rurales con algunos juegos y entretenimientos que aún hoy se practican. Son estos juegos sociales, donde participan los jugadores y el público que los observa.

La carrera de caballos, la polca de la silla, la corrida de sortijas, el pato, el truco, el juego de cañas, la cogoteada, la guitarra, la maroma, la media caña, la payada, la pulpería, el fogón, la taba y los bailes, fueron las diversiones de los gauchos.

La pulpería era su principal centro de reunión y el lugar donde pasaban muchas horas probando su suerte en juegos de azar, mientras alguno punteaba en la guitarra una melancólica melodía y otros se convidaban con algunas bebidas

El pulpero atendía a sus clientes detrás de una fuerte reja, que dividía el negocio, porque a menudo había peleas y no era cuestión de que le destrozaran la mercadería.

Montaban en pelo a sus caballos y mientras los espectadores hacían sus apuestas se preparaban para la largada. A la orden de los jueces partían al galope a través de los 300 ó 400 metros que debían recorrer.