EL PONCHO

Es un rectángulo de vicuña, lana, paño u otro tipo de tela, tiene una abertura en el centro para pasar la cabeza de forma que cae sobre los hombros y llega hasta un poco más debajo de las rodillas. Cumple la función de sobretodo; enrollado en el brazo hace de escudo para frenar los golpes de cuchillo del enemigo en las peleas; de abrigo en la intemperie; de frazada en el sueño.
Los gauchos lo convirtieron en prenda indispensable para abrigarse en sus viajes por la extensa llanura, lo utilizaron como bolsa de dormir y como carpa en los improvisados campamentos de los hombres de la pampa.
En una pelea de cuchillo, el gaucho se envolvía el poncho en el brazo izquierdo formando una especie de coraza, que le permitía parar los tajos o puñaladas del facón enemigo.
Todo hace suponer que los indios araucanos fueron los inventores del poncho. Lo llamaron «phonto» y desde Chile lo difundieron a lo largo de los Andes. Sin embargo el poncho conoce un antepasado similar que se llamaba «uncu» y lo usaban otros indios de América. Era una camisa sin mangas, muy suelta y amplia. También existe una posibilidad de que poncho sea voz del léxico de la marinería española del mediterráneo.
El gaucho no abandonaba nunca el poncho, lo llevaba doblado, al hombro, o envuelto a la cintura y anudado a la izquierda, para que el nudo no le dificultase los movimientos de la mano derecha.
El poncho se compone de dos pedazos de tela, de siete pies de largo por dos de ancho, cosidos entre sí a lo largo, menos en el centro, donde se deja un hueco suficiente para que por él pueda meterse la cabeza. Casi siempre tiene flequitos en los bordes.

Distintos tipos de ponchos

Poncho de vicuña: es el mejor y también el más caro. Puede ser muy liviano: 800 gramos.
Poncho pampa: es un poncho de lana confeccionado sobre telares oblicuos por los indios. Los dibujos y guardas con motivos a base de ángulos rectos y de la cruz constituyen lo característico. Otros llevan líneas rectas como todo adorno. Casi siempre son de color blanco con un fondo azul oscuro o negro, que son los colores preferidos, aunque también se utiliza el color rojo y otros. Hay mucha armonía en la distribución y composición de los colores cuando se emplean otros como verde, amarillo y rojo. Estos últimos colores se utilizan muy raramente para ponchos, pero sí se prefieren para las fajas y las matras.

Poncho Pampa de cultura araucana
de guarda atada y listas.

Poncho blanco
con guarda negra.

Poncho fondo negro
con guarda atada blanca.

Poncho Salteño: Durante la guerra de la Independencia, el general Martín Miguel de Güemes llamó a su ejército Los Infernales e hizo teñir los ponchos de sus gauchos de rojo para que se diferenciara de los españoles. Actualmente el poncho lleva un refuerzo en el cuello en forma de pectoral y a veces es reemplazado por un moño, heredado de la colonización hispánica. El poncho contemporáneo se realiza uniendo dos piezas por un bordado denominado randa. Hay algunos ponchos de una sola pieza que llevan costuras falsas a modo de adorno, como los realizados en el sur.
La franja de luto: luego de la muerte de Güemes, los gauchos de la región incluyeron en el poncho una banda negra en señal de duelo por la muerte de su general.

Cada región de la Argentina tiene su poncho «típico», con colores y formas características, tejiéndolos a mano y en telares primitivos.

Algunas de las variedades de esta prenda son:

Apala: es un poncho de lana de color natural o vicuña, con rayas claras y más oscuras.
Calamaco: es un poncho pobre, tejido de lana de oveja o guanaco. De color rojo y bastante amplio.
Patria: es de bayeta adoptado por los ejércitos nacionales. Generalmente el anverso es azul y el reverso rojo de lana gruesa.
Pampa: poncho que se tejía con lana de oveja o guanaco, y a diferencia de los calamacos, raramente se usaba el color rojo.

Cómo se hace el poncho

Se utiliza lana de distintos animales: vicuña, llama, guanaco, oveja. El color y la calidad de la lana varían según la parte del cuerpo a la que corresponda.

Distintos pigmentos

Antiguamente, las tinturas se extraían de cortezas y frutos de árboles, plantas y yuyos, ya que estos colores eran indelebles, porque las anilinas modernas no soportan 10 horas de sol. Resisten al sol, al jabón y al tiempo.
El color más oscuro se extrae de la cáscara más antigua y de la joven el más claro. Estas tintes unidas forman un color café con leche.
Los ponchos de vicuña, guanaco y llama teñidos con el sauce tienen más valor.

Brusquilla: tiñe color vino.
Hojas de acacia: se extrae un color igual al añil.
Achira: un hermoso color rojo.
Aguaribay: da de sus hojas un tinte amarillento.
Añil: es una planta leguminosa de la cual se obtiene el color azul y celeste.
Flores de ceibo: la flor nacional proporciona un color vivo encarnado.
Espinillo: lo mismo que el anterior.
Manzanilla silvestre, corteza de mora, dauda o contrahierba, cupará , calafate y sauce criollo o colorado: tiñen de amarillo.
Frutas y raíces del arbusto retortón o sacatrapo: color negro.
Muña: da el verde sombra
Limón: produce el color amarillo.
Chilca: las hojas de esta planta dan el color amarillo oro.
Grana o cochinilla: tiñen de rojo.
Molle: da un gris pálido. Otra especie de esta planta tiñe de amarillo.
Amor seco o pimpinela cimarrona: colorea de amarillo.
Chañar: hirviendo la cáscara da un tinte café.
Churqui: proporciona el color gris y el negro.
Porotillo silvestre o carminchá, semillas de achira: dan un tinte color punzó.
Piquillín, paiquillo o hierba de la meona: producen el color morado.
Contrahierba y jarilla: dan el color verde.

Como se tiñe

La lana primero se desgrasa, después se tiñe y se le vuelve a sacar la grasa muchas veces. Para realizar esto se utiliza una infusión que se obtiene de las raíces de la barba de tigre espine cruz, que son arbustos muy comunes siendo que un baño en esta infusión es el que fija el color. Como desgrasador se utiliza la corteza de quillay, la quinoa, también una tierra blancuzca y la infusión de la fruta del pacará. La ceniza se usa para darle brillo a los colores. El hollín se utiliza como mordiente. La lana se corta con tijera o en la forma en que primitivamente la hacían los quichuas, que enterraban el cuero en un lugar húmedo y lo dejaban cubierto durante algunos días con el fin que se pudriera después la lana se salía fácilmente al tomarla con los dedos.

Tejido del poncho

Durante el tejido usaban para ajustar la trama unos palitos finos, casi cilíndricos que en la lengua pampa se los llama coüw. Otra herramienta que utilizan es el regué o pala de madera dura, también usan el peine criollo llamado thonon y el duguegué un palito en que se envuelve el hilo. En el poncho pampa el tejido tiene doble faz.

Frases relacionadas con el poncho

Poncho de los pobres: Es una expresión en alusión al sol el único refugio de los pobres en las pampas.
Arrastrar el poncho: Es una provocación de pelea para un enemigo o cualquiera que se ose a pisar esta prenda.
Pisar el poncho: Aceptar la pelea propuesta por un paisano que busca camorra (pelea).
Hacer pisar el poncho: Durante una pelea se retroceda dejando arrastrar el poncho hasta que el contrario lo pise y ahí se pega el tirón y cae. Se usa como treta para una pelea a cuchillo o un método de defensa.
Pisarse el poncho: Equivocarse, que algo te salga mal.
Perder el poncho por una mujer: Estar muy enamorado de ella.
No hay quien le pise el poncho: No hay quien lo iguale, es el mejor.
¿Qué se traerá bajo el poncho?: ¿Con que se vendrá? ¿Qué ideas traerá ocultas? ¿Con que ira a salir?