EL CABESTRO

El cabestro, también llamado cabresto reemplazó al maneador y su finalidad es atar el caballo al palenque. Consiste en una tira de cuero crudo de dos metros de largo, con una presilla en cada extremo, una para abrochar la argolla del fiador o bozal y la otra para prender o atar el caballo.
Cuando el jinete va montado, el extremo libre del cabestro se coloca debajo de los cojinillos, si es de lujo o trenzado se arrolla alrededor del cuello y pecho del caballo.